fbpx

Un clamor que sí llega, cuando sinceramente crees…

Las peticiones que se hacen desde el corazón, con genuino sentimiento y gozo, y una plena convicción de que serán en su momento contestadas, es lo que convierte un día rutinario y repleto de dificultades en uno en el que sonreímos por el simple hecho de que la verdad yace más allá de unas palabras escritas en un libro, y que el ser que sustenta las mismas con amor siempre estará dispuesto a escucharnos, aunque no lo merezcamos. Cuando comprendamos que la solución reside en la intención de querer ser lo que se supone que seamos y no somos, y esto no es un juego de palabras, y de que el desierto de tristeza y dolor se cruza por medio de una petición y un Siga leyendo

Cuando la vida te pone a prueba…

Cuando la vida te pone a prueba… (Primero de algunos capítulos de mis libros que pondré regularmente en Facebook y otros lugares para disfrute del lector) Cuando la vida te pone a prueba ¿Eres de los que abandonan cuando las cosas se ponen difíciles? ¿Cuándo nadie te da la mano? ¿Cuándo estás a punto de echarte al suelo a lamentarte por lo que pudo haber sido y no fue? Desde que nacemos y crecemos, la vida se encarga solita de someternos a toda clase de pruebas, unas sencillas; otras bien duras, de esas que nos hacen doblar las rodillas, y pedirle a Dios que nos saque del abismo en el que nos hemos hundido hasta el fondo. No vivimos en un mundo perfecto; mucho menos Siga leyendo

¿He fracasado?

¿He fracasado? Al levantarme esta mañana me sentí así, fracasado, hastiado de la vida, incapaz de sobreponerme al sentimiento de vacío que se albergaba en mi corazón por los últimos acontecimientos. Acostado ahí, en mi cama, con mis ojos aún cerrados, recordaba todas las cosas que invariablemente te asaltan mentalmente cuando pasas por una situación parecida. Comencé a reflexionar sobre lo que había sido mi existencia hasta ese momento, mi pasado, el presente que vivo, y el futuro que no conozco. El pasado, pues, es pasado, ya se fue, no vuelve, gracias a Dios, porque, aunque no fue todo lo productivo que esperaba en ciertos términos materiales, tampoco fue uno para echarme a llorar, pues todo lo aprendido en el mismo me ayudó grandemente, y Siga leyendo

Papá, no será fácil decirte adiós…

Papá, no será fácil decirte adiós… Hace más de una década perdí a mi madre, Elsie, víctima de una mortal enfermedad que terminó con su vida. Fueron meses de interminable agonía en los que toda su familia y amistades veían en primera fila cómo un ser humano tan amado por nosotros se consumía lentamente a pesar de todos nuestros esfuerzos por aliviar en algo su dolor. Se perdió la batalla. Y lloramos, desgarrados completamente por la despedida de una madre que lo fue todo para nosotros, y que batalló como una fiera guerrera para derrotar la enfermedad que nunca tuvo piedad con ella. Dieciséis años después nos hallamos en la misma encrucijada del dolor, aguardando, observando como el tiempo acaba con cada parte del cuerpo Siga leyendo

El Dolor de Perderte— extracto de una historia en proceso. Peter R. Vergara Ramírez—autor

EL DOLOR DE PERDERTE UNA HISTORIA REAL —Vete a dormir, hijo — susurró mi querida madre al reparar en mi presencia. Estaba sentado a su lado, en una silla, incómoda, por cierto, mientras ella reposaba, si se le podía llamar reposar a lo que hacía, en la cama. Tampoco lucía confortable, al igual que yo. Su blanco y escaso cabello, en un tiempo abundante y rizado, refulgía bajo la tenue luz de la habitación. Aparentaba tener más edad de la que realmente ostentaba, sesenta y nueve años, pues la quebradiza fragilidad que actualmente la mantenía derrotada en esa posición la hacía sentir y verse así, una anciana. Era imposible que pesara cien libras, de tan delgada que estaba. La piel de sus brazos caía fláccida Siga leyendo

Feliz Navidad

Sinceramente les deseo a todos mis amigos de Huellas Literarias la mejor y más hermosa Navidad junto a sus seres amados. Sin importar las distancias que nos puedan separar físicamente , estamos unidos en un solo propósito literario, y todos anhelamos lo mejor para este venidero 2017. Los quiero mucho y les deseo el mayor de los éxitos hoy y siempre. Peter Vergara

Susurros Mortales, el origen de mi primera novela

El nacimiento de mi primera novela, Susurros Mortales Recordando, pues siempre es bueno hacerlo, sean positivas o negativas las memorias que ello encierra, no pude evitar el rememorar esos pasos iniciales antes de comenzar a escribir mi primera novela, Susurros Mortales, o Deadly Whispers, como originalmente salió publicada allá por el 2001 en Estados Unidos. El nacimiento de la saga, que espero concluir para el 2017 una vez haya terminado unos proyectos que están actualmente en proceso, incluyendo una historia que competirá en un prestigioso concurso literario en España. Pero ya eso es otra historia. Recuerdo que estaba sentado en la sala de mi hogar de Manatí, Puerto Rico, una tarde del verano del 2000, solo, cabizbajo, pensativo, triste por demás, pues en pocos días Siga leyendo

Tópicos diversos

Tópicos diversos Es cierto que el dinero no da la felicidad. Pero también es cierto que la falta de dinero sí da infelicidad. Lo cierto es que el asunto del dinero está basado en una mentalidad, yo me atrevería a decir que colectiva. Muchísimas personas viven pensando que el dinero se va a terminar antes de tiempo, […] Tópicos diversos, Noviembre 2016 https://purasvagancias.wordpress.com/2016/11/30/topicos-diversos-25/ Enviado por Peter R. Vergara Ramírez

El concepto de la igualdad de PR Vergara

El concepto de la igualdad– Reflexiones La igualdad es algo por lo que luchamos desde tiempos inmemoriales.  Un concepto que en ocasiones se disminuye en aras de otras cosas no tan importantes. Primero que nada, la palabra igualdad significa, según una de las muchas definiciones encontradas online, que son dos personas iguales, que tienen las mismas características en cuanto a su naturaleza, cantidad, forma o cualidad. Aquí hablamos de igualdad de derechos, que es exactamente la que nos ocupa ahora en este escrito. Todos, según las leyes jurídicas que gobiernan nuestros países, o al menos en los Estados Unidos y Puerto Rico, desde donde escribo este artículo, somos iguales ante Dios y ante los hombres. Bonitas palabras, muy bien redactadas en su momento por los padres de Siga leyendo

Todo a su tiempo

En el tedioso proceso de crecer y perseguir un sueño el desaliento muchas veces nos sorprende en plena faena, y sentimos nuestras fuerzas flaquear ante la inmensidad de la empresa que deseamos acometer, y nos caemos, estrepitosamente, incrédulos por la magnitud del sentimiento de derrota que nos invade, hasta que recordamos que no tenemos que depender de nuestra propia fuerza cuando tenemos a alguien en quien confiamos ciegamente y que a su debido tiempo bendecirá grandemente lo que ahora nos entristece e impide nuestro camino hacia la cima…

El vacío que no llenamos, o lo que perdemos por no saber vivir

El vacío que no llenamos, o lo que perdemos por no saber vivir No somos eternos. Tampoco infalibles. Cometemos errores. Algunas veces aprendemos; otras, seguimos metiendo la pata una y otra vez como esa fuera nuestra naturaleza humana por nacimiento. Creemos que viviremos por siempre, y no queremos darnos cuenta de que la vida puede irse en una milésima de segundo, en un parpadeo. Pasamos nuestra existencia en la búsqueda eterna de cosas que nos hagan probablemente felices: una casa fastuosa, dinero en el banco, autos último modelo, fama, todo lo que implica ser reconocido en esta discriminatoria sociedad en la que vivimos, y dejamos a un lado nuestros sueños verdaderos por lograr todo lo anterior, aunque eso signifique renunciar a lo que verdaderamente importa: Siga leyendo

El nacimiento de mi primera novela, Susurros Mortales

El nacimiento de mi primera novela, Susurros Mortales Recordando, pues siempre es bueno hacerlo, sean positivas o negativas las memorias que ello encierra, no pude evitar el rememorar esos pasos iniciales antes de comenzar a escribir mi primera novela, Susurros Mortales, o Deadly Whispers, como originalmente salió publicada allá por el 2001 en Estados Unidos. El nacimiento de la saga, que espero concluir para el 2017 una vez haya terminado unos proyectos que están actualmente en proceso, incluyendo una historia que competirá en un prestigioso concurso literario en España. Pero ya eso es otra historia. Recuerdo que estaba sentado en la sala de mi hogar de Manatí, Puerto Rico, una tarde del verano del 2000, solo, cabizbajo, pensativo, triste por demás, pues en pocos días Siga leyendo

Mi camino hacia ti…

Mi camino hacia ti 3 años. Parece que fue ayer. Un ayer que en su momento estaba cubierto de dolor, lágrimas, tristeza; desesperación. Un ayer que quizás fue hermoso en su minuto de vida, pero que se convirtió en la negrura de mi existencia un día de verano, sumergiéndome en la nada de la infelicidad que llegaba hasta mi alma a pasos agigantados. 3 años, más de 1,000 días. Pocos. Y muchos a la vez. Dicen que cuando la oscuridad llega a tu vida, no debes detenerte en medio de ella. Te puedes hundir más, o acabar de perderte en la nada. Yo no me detuve. Me sorprendió la oscuridad cuando menos lo esperaba, me confundí, y también me dolió, para qué negarlo. Pero cuando Siga leyendo

Desaparecidos

https://elrinconinhospito.wordpress.com/2016/11/23/desaparecidos

Bajo ataque: María, once meses después… (4to artículo de María, el monstruo nos atacó)

Bajo ataque: María, once meses después… Pareciera como si esas interminables horas de terror vividos bajo el asedio despiadado de María no hubiesen finalizado, todavía. Salimos a las calles en la mañana y vemos, consternados, como muchas casas y calles de nuestros pueblos lucen sin levantar vuelo, destruidas muchas de ellas bajo el ataque; otras, por el paso del tiempo y desatinada administración gubernamental en ambos niveles, municipal y estatal. Los rostros de nuestros vecinos y amigos llevan marcados en ellos los vestigios imborrables de un millón de lágrimas derramadas ese funesto día de septiembre del 2017. La tempestad nunca dejó de atacar; nosotros tampoco de pedirle a Dios con todas nuestras fuerzas por el milagro de alejarla para siempre antes de que destrozara por Siga leyendo

No pierdas tu esencia de escritor ni de ser humano por nada ni por nadie

No pierdas tu esencia de escritor ni de ser humano Estaba hace unos minutos posteando las direcciones de ciertos lugares donde abundan recursos literarios para nosotros los escritores, y en donde se aconsejan mil y una formas de escribir, no escribir, y un sinfín de cosas más que cualquier escritor o bloguero sabe, y si no sabe se encuentra en el camino correcto para conocer, porque se aprende todos los días hasta la muerte. Eso me hizo recordar una conversación sostenida con una persona querida años atrás, cuando estaba escribiendo mi primera novela. La persona me aconsejó encarecidamente no poner unas palabras que le parecieron altisonantes, por así decirlo, o vulgares, rudas, demasiado fuertes para el contexto en el que se encontraban las mismas. Como Siga leyendo

El Concepto de la Igualdad- reflexión enviada a Textos Solidarios de mi autoría PR Vergara

El concepto de la igualdad– Reflexiones La igualdad es algo por lo que luchamos desde tiempos inmemoriales. Un concepto que en ocasiones se disminuye en aras de otras cosas no tan importantes. Primero que nada, la palabra igualdad significa, según una de las muchas definiciones encontradas online, que son dos personas iguales, que tienen las mismas características en cuanto a su naturaleza, cantidad, forma o cualidad. Aquí hablamos de igualdad de derechos, que es exactamente la que nos ocupa ahora en este escrito. Todos, según las leyes jurídicas que gobiernan nuestros países, o al menos desde donde escribo este artículo, somos iguales ante Dios y ante los hombres. Bonitas palabras, muy bien redactadas en su momento por los padres de la Constitución, sobre los derechos Siga leyendo

Si Dios es tan grande, ¿por qué me preocupo entonces?

Mientras paseaba con mi esposa Lynette hoy por el pueblo de Barceloneta, hermoso pueblo de mi islita amada, Puerto Rico, y luego de saborear unas ricas alcapurrias de jueyes ella, y yo de carne, en La Boca, en uno de sus típicos sitios para chinchorrear, nos detuvimos un poquito más adelante en un sector playero, tranquilo, prácticamente desierto, y alejado de la carretera lo suficiente para pasar inadvertidos. Nos fuimos a caminar, tomados de la mano, y admirando el hermoso paisaje que se presentaba gratuitamente ante nuestros ojos, porque como bien dicen por ahí, las mejores cosas de la vida son gratis. El problema es que estamos siempre tan ocupados, y en un afán constante persiguiendo quimeras que muchas veces no se realizan, que no Siga leyendo

Tu vida no termina por una mala decisión

Ni una mala decisión, o varias, son suficientes para que afirmes que tu vida entera ha terminado, y cuando digo vida entera no me refiero a que te mueras en ese preciso instante, ni de que te arrojes por un barranco, o te atravieses en medio de una autopista súper transitada y que te pasen los autos por encima hasta dejarte hecho puré. No, no me refiero a eso, sino a que permitas que un solo error o mala decisión determine el rumbo a seguir de tu completa existencia, y que ese pequeño error magnificado por ti sea lo suficientemente poderoso para olvidar que una vez nacemos, y crecemos hasta convertirnos en adultos, el camino no es uno de rosas ni el cielo será azul Siga leyendo

Siempre te pasa al que no dejaste pasar. Así es la vida.

                                                  Siempre te pasa al que no dejaste pasar.                                                                               Mientras guiaba mi vehículo en dirección a mi hogar hace un par de horas, para llevarle el almuerzo a mi señor padre, me detuve en una intersección, aguardando a que el vehículo que venía en dirección contraria me diera paso. El individuo no se detuvo. Al contrario, aceleró más si es posible, todo con tal Siga leyendo

Cuando mis ojos lloraron hoy

Cuando mis ojos lloraron hoy Las primeras horas del amanecer siempre son las más oscuras en mi vida, pues la tristeza que me asola es compañera inseparable que nunca se aleja, aunque le caiga a patadas, ni la desazón que me invade tiene compasión conmigo cuando de abrumarme se trata. A veces me despierto en medio de la noche, y permanezco con los ojos cerrados, inmerso en pensamientos que siempre tratan de imponerme su voluntad a capricho como si un muñeco o títere yo fuera. A veces lo logra; otras no. Hoy lo consiguió. Tristemente. Traté de evitar que traspasara la zona de serenidad que aún conservo a duras penas en mi presente actual, y me invadió. Los pensamientos que nadie desea, el sentimiento del Siga leyendo

Tú me das, yo te doy (tiempos modernos)

Se preguntarán la razón de nombrar este artículo así. Sencillo. Voy a tocar un tema que a mucha gente no le gusta, y apenas hablas de ello, se van huyendo. Desgraciadamente, en nuestra sociedad llamada moderna, la puertorriqueña, y también en muchos países, vivimos una época en que el interés es el motor principal de las relaciones humanas, y voy a explicar esto. Antes, y me refiero a las décadas anteriores, existía algo llamado urbanismo, tradiciones familiares, y costumbrismo. Nuestra gente en aquel entonces conocía las buenas maneras, el saludo cordial, el sincero apretón de manos, el abrazo genuino, el compartir de comidas típicas los domingos por la tarde, las largas tertulias en el balcón de la casa, el paseo a pie hasta la plaza Siga leyendo

Acaba con tu tristeza

Esta tristeza que siento no se la deseo a nadie. Un sentimiento que cala hondo en mi corazón, derrama lágrimas sobre mi espíritu, y destroza por completo mi ser, ansioso de redimirse ante la vida y las circunstancias que propiciaron mi caída. No es sencillo eliminar la tristeza. Muchos que leen esto lo sabrán muy bien, pero sin embargo me pregunto: ¿para qué me sirve? Quizás para llorar un rato, quizás para recapacitar en todo lo que hice en el pasado para llegar a esto, pero sí sé, por experiencia propia, que tu tristeza te ayuda para que sepas apreciar el valor de la vida, y todo lo hermoso que nos perdemos por estar deambulando por ahí como alma en pena, y buscando la compasión Siga leyendo

Divagaciones de Peter (5)

Me levanté hoy con dolor en mi cuerpo, pero más en mi alma. Las cosas suceden porque tienen que suceder, y algunas veces son para bien, otras para mal, pero llega el momento en que debemos de detenernos, y recapacitar en lo que estamos haciendo. ¿Me llevará todo esto a lo que realmente necesito, o será únicamente otra quimera que pronto desaparecerá? Buena pregunta.

Confiando en Dios

Hay ocasiones en que perdemos el norte, y sentimos nuestro mundo derrumbarse por tantas pruebas que sufrimos, pero si algo sé, bien adentro de mi corazón, es que la bendición que viene en camino será más grande que todo el dolor atravesado, porque si para algo sirve la oscuridad, es para que aprendamos a confiar en que pronto, muy pronto, llegará esa luz que tanto anhelamos. Es cuestión de esperar un poquito más…

No eres segundo

No estás por debajo de los demás ni tienes que seguir a otros; estás en este mundo para crear tu propio lugar en el mismo. No te conformes ni aceptes lo contrario

Siempre te dejan algo

El amanecer siempre llegará después que atravesemos la oscuridad…

Aprendí

Nadie te dará la mano cuando te encuentres tirado en el suelo, así que aprende a no contar con nadie si realmente anhelas ser alguien en la vida

Lo que viven muchos

Una vida llena de miedos, de dudas, de temor a lo desconocido, y de terror a tomar decisiones, es lo que muchas veces ocasiona que, al momento de recapitular nuestra existencia, descubramos ya tarde que hubiéramos sido más felices con solo habernos atrevido un poquito a salir de nuestra zona de confort.

Nos olvidamos

De que existe una fuerza más poderosa que la humana para resolver nuestros problemas…

A %d blogueros les gusta esto: