El Dolor de Perderte— extracto de una historia en proceso. Peter R. Vergara Ramírez—autor

EL DOLOR DE PERDERTE UNA HISTORIA REAL
—Vete a dormir, hijo — susurró mi querida madre al reparar en mi presencia. Estaba sentado a su lado, en una silla, incómoda, por cierto, mientras ella reposaba, si se le podía llamar reposar a lo que hacía, en la cama. Tampoco lucía confortable, al igual que yo. Su blanco y escaso cabello, en un tiempo abundante y rizado, refulgía bajo la tenue luz de la habitación. Aparentaba tener más edad de la que realmente ostentaba, sesenta y nueve años, pues la quebradiza fragilidad que actualmente la mantenía derrotada en esa posición la hacía sentir y verse así, una anciana. Era imposible que pesara cien libras, de tan delgada que estaba. La piel de sus brazos caía fláccida a los costados, y los huesos de su cuerpo, en general, se podían distinguir a simple vista.
No le respondí de momento. La miré; solamente eso. Ni una palabra entre nosotros. No eran necesarias.
Me acerqué entonces a ella, y la besé en la frente con inefable ternura, como lo hacía al despedirme por las noches. Me devolvió el beso con suavidad.
—Bendición, mamita, que duermas bien— susurré quedamente.
—Te deseo lo mismo. Dios te bendiga— se despidió, acomodando su cabeza dificultosamente en la almohada, tratando inútilmente de que yo no viera el dolor que experimentaba al hacerlo. La noche recién comenzaba, pues todavía no eran las ocho. Para mamá, sin embargo, ya era tarde, si se tiene en cuenta el día interminable que sufrió soportando los episodios continuos de dolor que no la dejaban vivir en paz. Los medicamentos recetados para tratarlos ya no surtían prácticamente ningún efecto. Posiblemente a la semana siguiente empezarían de nuevo con la quimioterapia, que en esta precisa etapa de su existencia era quizás el único recurso disponible para mejorar su salud significativamente, sin olvidar algo primordial a lo que siempre nos volvemos cuando todo lo demás falla: Dios y la fe en él. No puedo negar que muchas veces mi fe se quebrantaba, pero trataba de seguir adelante. Sin embargo, dudaba en ocasiones de un Dios que dejaba sufrir a la humanidad a su antojo. ¿Cómo era posible entonces que existiera, cuando estaba a punto de perder lo más valioso de mi vida? Me dolía, para qué negarlo. Un sentimiento genuino no se hunde bajo los terribles embates del tiempo, ni de la vida. Sobrevive, menospreciando todos los argumentos en contra.
Quise alejar de mi mente todo lo negativo y triste que pudiese mermar el espíritu de lucha y de esperanza que latía dentro de mi ser, a pesar del panorama gris que se cernía sobre nuestras cabezas, por lo que me dediqué a observar atentamente la figura frágil y enferma de mamá postrada en la cama. Inconscientemente, mi corazón se remontó al lejano pasado, reviviendo momentos hermosos al lado de mi madre. En ocasiones recordamos lo que nuestra mente se niega a olvidar, y desterramos lo que necesitamos sentir de nuevo. Paradojas indescifrables del ser humano. Queremos experimentar solamente el presente, despreciando insensiblemente el pasado que nos trajo hasta aquí.
Volviendo mis pensamientos al presente, no pude evitar el sentirme triste, desconsolado en cierta manera. No podía hacer nada. Mis manos estaban atadas completamente, y no era para menos. La muerte acechaba implacablemente, en espera de caer sobre su presa, y desgraciadamente, mami, como cariñosamente la llamamos sus hijos desde el día que nacimos y tuvimos la facultad de hablar, lucía indefensa ante mí.
Creemos que lo que le sucede al vecino no nos acontecerá a nosotros.
Nos necesitan más que nunca, y cuantas veces nos enfrascamos en tontas discusiones, entre la misma familia, sobre qué hacer con la persona marcada por la enfermedad, tratamientos a seguir, médicos apropiados para tratarla, el hospital más idóneo o conveniente. También nos sumergimos en polémicas estériles sobre la cuestión monetaria. Aunque debo admitir, desgraciadamente, que es un punto importante, demasiado, cuando se está pensando en un tratamiento a largo plazo. El dinero todo lo compra, aunque en la gran mayoría de los casos no retiene la vida; sólo la mejora ligeramente hasta el segundo final. Si vas a sufrir mucho, entonces sufres menos, gracias a los últimos adelantos en drogas anticancerosas o de cualquier tipo. La vida es extraña. Cuantas cosas pasan por la mente de uno en situaciones de esta índole. Mientras mamá dormía ya plácidamente, la historia de nuestras vidas entrelazadas pasaba en frente mío como una vieja película llena de nostalgia, y no pude evitar rememorar el ayer. No he sido el mejor hijo del mundo; lo reconozco, pero trato de serlo ahora, aunque todos piensen que es tarde. Nunca es tarde si la dicha es buena, según he oído en varias ocasiones. Una gran verdad.
Recordé el pasado que se va y no vuelve, aquellos momentos en que fui niño, adolescente, y al final hombre. Esos instantes que forjan tu carácter como un martillo chocando violentamente contra el yunque de nuestro espíritu; instantes que nunca volverán, pero que nos forman desde el principio mismo del nacimiento, acto maravilloso que nos une para toda la eternidad con nuestra madre. Tu madre; mi madre. Palabra hermosa, sencilla a la vez, pero que encierra toda una gama de sensaciones y experiencias enriquecedoras.
A la misma vez, recordé, aunque difícilmente, paisajes en el tiempo que creía olvidados, y que cambiaron el derrotero de mi existencia para siempre. Sucesos que en ocasiones destruyeron el concepto ficticio e iluso que yo tenía sobre los demás. En otras palabras, supe que el mundo como me enseñaron desde pequeño, un universo lleno de bondad y amor, no existía más que en la mente calenturienta y fantasiosa de algún escritor de segunda clase. Hicieron nacer en mi persona la decepción hacia todos que llevo como una pesada carga de la que no he podido librarme todavía. Presiento que me acompañará hasta la muerte. Quizás. No creo ya en la humanidad, que te golpea inmisericordemente cuando no lo esperas, tus ilusiones se encuentran a flor de piel, y tu alma suspira encandilada por un tierno beso de amor.
Dicen que cuando uno sufre, y llora, todo te hace sentir. Es cierto, muy cierto. Por eso, viendo hacia la cama contigua a mí, empecé entonces a sentir mi pasado, y como era que había llegado hasta ahí a pesar de todo, al lado de ella, de la mujer que me dio el ser, en esa melancólica y amarga noche de octubre.
Reflexión: Tenemos que aprender a vivir el presente, el hoy, junto a nuestros seres amados. No dejemos por favor para mañana el decirle a esa persona te amo, o perdóname. Quizás sea muy tarde para entonces, y ya no estemos para hacerlo, o viceversa.
Meses después la perdí, y fue mi peor momento, el que nunca deberíamos sufrir, pero que irremediablemente nos llega a cada ser humano, y duele muchísimo.
Pero como le dije en su habitación un día, y recuerdo ahora, si mueres, nos volveremos a encontrar en un sitio mejor.
“El dolor de perderte es inmenso. Sublime es la alegría de saber, que algún día no muy lejano, volveremos a encontrarnos en un sitio mejor”.
Esta dedicatoria está plasmada en su lápida, donde descansa su cuerpo mortal.
Su espíritu está en un sitio mejor. Algún día nos volveremos a ver.
Gracias mami, por todo tu amor…

(El Dolor de Perderte— extracto de una historia real, que tocó mi alma y corazón, y que en su momento destruyó mi ilusión de vivir. Es un trabajo en proceso que espero culminar en los próximos meses si Dios lo permite. Cualquier reproducción, total o parcial, de este contenido, está terminantemente prohibido sin la debida autorización del autor. @Derechos reservados Peter R. Vergara Ramírez)

Biografía del autor.
Peter R. Vergara Ramírez, nacido en New York, pero residente desde 1967 en Manatí, Puerto Rico. Posee un Bachillerato en Justicia Criminal, y prosigue estudios, actualmente, conducentes a una Maestría en la misma rama en la UNE de Barceloneta. Autor de seis trabajos literarios ya publicados en Amazon.
Desde pequeño soñaba con adentrarse en la rama de la psiquiatría, pero por circunstancias de la vida tuvo que comenzar a laborar a temprana edad, frustrando sus sueños de ser un médico reconocido en el campo de la conducta humana.
Cuando su madre enferma de cáncer del pulmón en el 2000, y mientras es tratada por tan aciaga enfermedad en Estados Unidos, es que siente en su interior el deseo ferviente de escribir, de plasmar por escrito lo que estaba sintiendo en esos momentos tan tristes, y ahí es que nace Susurros Mortales 1, El Comienzo, su primera novela publicada en Estados Unidos. Luego vendría su segunda novela, Susurros Mortales 2, Ángel de Piedad, publicada en septiembre del 2016.
Actualmente se encuentra desarrollando la tercera parte de la saga Susurros Mortales, la que espera publicar próximamente una vez culmine la publicación de las dos primeras partes, todas en español. Fueron noches sin dormir, amaneceres pegado a la pantalla de mi laptop, días en que surgieron en muchas ocasiones el famoso bloqueo del escritor, en el que, aunque deseemos seguir escribiendo, la mente, el corazón, y también la inspiración, se esconden en la cueva oscura del vacío mental, y es en estos momentos cuando descubrimos, sacamos, esa fortaleza para seguir adelante y culminar nuestra obra. Todos mis trabajos literarios se encuentran en formato digital e impreso en Amazon, alrededor del mundo. Actualmente casado con Lynette Martínez, una mujer maravillosa que es la luz de su vida. Residen en Manatí, Puerto Rico.
Trabajos literarios:
1. Susurros Mortales, el comienzo. 2016
2. Susurros Mortales en el Viento, Ángel de Piedad. 2016
3. Al Final del Abismo. 2016
4. Tu Peor Enemigo Siempre Serás Tú (Motivación 1) 2016
5. Tiempo de Hacer las Paces con mis Demonios (Motivación 2) 2016
6. Adiós a mis Miedos (Motivación 3) 2016
7. Obsesión Mortal (febrero 2017)
8. Deadly Whispers (enero 2017)
Página de autor en Amazon: http://amazon.com/author/petervergararamirez
Twitter: http://twitter.com/vergrampeter Facebook: http://facebook.com/pvergararamirez
Página web: http://vergram.website Correo electrónico: peter@petervergara.com

Copyrighted.com Registered & Protected 4YNS-HDG3-JTLM-OUQC

Originally posted 2017-01-18 16:19:28.

Robaste mi vida (el principio del dolor), Un nuevo libro de Peter Vergara para finales de 2018

Robaste mi Vida (El principio).

No recuerdo cuándo fue, o dónde empezó todo, pues mis recuerdos se difuminan en el tiempo pasado que anhelo revivir pero que a la vez deseo olvidar.

Las palabras altisonantes, los maltratos, el desprecio de unos ojos que jamás trasmitieron amor me asaltan por momentos.

Muchas cosas. Pocas memorias.

Las memorias solo vienen a uno cuando son buenas.

Las malas, tratamos de olvidarlas en la hipocresía de la vida que no perdona cuando queremos desterrarlas.

El alma se constriñe, la alegría se dispersa; el amor se diluye.

El golpe te azota cuando no lo esperas, y la retribución no se hace esperar cuando estamos dispuestos a cobrar el agravio.

Únicamente rememoro la crueldad del momento vivido, pero olvido por un instante las lágrimas derramadas por su causa.

El pasado llega a mi puerta como un vendaval, como María llegó a nuestra existencia un aciago día de septiembre, y quiero pensar que siempre existirá un mañana para enterrar el infortunio de un amargo suceso, pero luego admito que nunca es fácil seguir adelante cuando algo o alguien te aprisiona por los pies y te impide caminar como antes.

Puedo ser muchas cosas en mi presente. Quizás convertirme en lo que siempre he deseado. Es posible que hasta la vida me devuelva con creces lo perdido.

Pero no puedo. Algo me amarra, me encadena cruelmente e impide que pueda dar un paso hacia ese espejismo que engaña mi mente, pero que no logra embaucar mi corazón. Ya no soy el mismo.

No puedo serlo.

Pero quiero.

Quiero ser el que antes fui.

Mejor.

¿Podré hacerlo?

Los gritos en la noche.

Exigencias que no amainan, palabras vertidas que no se olvidan tan fácilmente.

Locura inesperada, vivencias que se perdieron, memorias que no sirvieron de nada, y un presente que me derrota diariamente por no tener una luz que ilumine el sombrío camino que llevo recorriendo desde niño, pero que se ha oscurecido más en tiempos recientes.

El hoy me golpea furiosamente en el rostro, y anquilosa los miembros de mi cuerpo. La parálisis me aflige, y el conocimiento de lo que ya es una triste realidad que no me abandona, me abate más.

Siempre supe que no seria un juego de infantes, y que las reglas nunca serían escritas por mí, pero sinceramente, no esperaba esto.

Y no puedo evitar llorar como el niño que antes fui, ni tampoco calmar el temblor de unas manos que creí servirían para traer grandeza a este mundo, pero que difícilmente logran contenerse cuando la furia me agarra por sorpresa.

Mi conocimiento no me ayudó a prepararme para lo que venía en camino, y la prepotencia de querer saberlo todo tampoco fue determinante a la hora de enfrentar un espíritu resquebrajado que nunca pudo ser feliz, y que ahora se ceba en el mío tratando de hundirlo sin misericordia.

Nunca fui bueno adelantándome al futuro, pues es imposible para cualquiera hacerlo, en especial cuando no esperas nada del mismo, y sientes temor de saber lo que en su día sucederá. Adivinar la vida asusta, y cuando lo que logras atisbar no es agradable, menos te infunde el valor que no tienes.

Tengo miedo. El amanecer trae consigo nuevas horas de infelicidad, y la noche al llegar el sosiego momentáneo que tanto he esperado durante este infierno diario.

No quiero dejar pasar al odio. No es aconsejable. Pero avanza según trascurre mi presente, sumido en el resquemor que corroe mi felicidad, y que impide la entrada de la alegría que parece alejada de mí. La esperanza quiere escapar, pero no lo permito, todavía.

No soporto la vida. A veces quisiera no tenerla si ella no me brinda lo que anhelo profundamente. ¿Acaso ya mi entusiasmo por vivirla se fue para no volver? El hastío me encierra como reo en su aburrimiento mortal, y las llaves de la celda lucen inalcanzables a simple vista. El desdén por lo humano crece a pasos agigantados, y únicamente el dolor se dibuja en la sonrisa amarga que exhibo y que aflora ante todos por no llorar y dar rienda suelta a mis sentimientos de frustración.

¿No merezco el ser feliz? ¿Por qué se me niega tanto el serlo?

¿Qué debo hacer en este minuto crucial de mi existencia?

El ave negra de la desdicha vuela sobre mi horizonte perdido, y sueño con abatirla cada día, pero cuando estoy a punto de hacerlo, se vuelve a mirarme y se burla, alejándose rápidamente y retándome a que la derribe. ¿Lograré que caiga?

(Extracto inicial de mi próximo libro Robaste mi Vida, una historia con nexos de una realidad que viven millones de personas que pasan su existencia plena sujeta a los caprichos de un destino que trata cada día de robarnos la alegría que merecemos. No voy a adelantar nada más, pues me encuentro escribiendo esta historia, y editando otra a pasos agigantados de una buena amiga escritora (Almas Sincronizadas), que me he visto obligado a posponer por este mismo problema, y a la que pido disculpas desde el fondo de mi corazón. También a un excelente compañero literario al que le estoy trabajando su segundo libro, Tinieblas II. Ambas historias, contando con Dios, estarán listas para agosto, justo a tiempo para que participen en el concurso literario de Amazon. Robaste mi vida es algo que me toca en lo íntimo, y deseo con este libro poder ayudar a muchas personas que atraviesan por idéntica situación, y que muchas veces, en su mayoría, destruye nuestras esperanzas de ser feliz algún día sin los fantasmas del odio que en su momento son arrojados sobre cada uno de nosotros y que no merecemos).

Originally posted 2018-07-26 19:03:25.

Entrevista de La Voz del Escritor de España al autor Peter Vergara

Hoy tengo el placer de presentaros a Peter R. Vergara autor de varias novelas entre ellas, Susurros mortales. El comienzo.

1 Para empezar esta entrevista me gustaría que me hablases un poco sobre ti, edad, trabajo que desempeñas en la actualidad además de escribir, aficiones, etc.…

Un placer. Mi nombre es Peter Vergara, nacido en Estados Unidos, pero residente en Manatí, Puerto Rico, desde mi tierna infancia, el que ha sido mi hogar desde entonces. Actualmente tengo 56 años, casado con una maravillosa mujer, Lynette Martínez, la misma que sale conmigo en todas las fotos, y de la que nunca me separo, prácticamente. Tengo un Bachillerato en Justicia Criminal, y curso estudios en el presente para lograr un postgrado en la misma materia. Soy el autor de ocho libros, publicados, en papel y digital, en todas las plataformas literarias, incluyendo a Amazon, Barnes&Noble, Apple, Kobo, Smashwords y otras. ¿Afición? Leer, lógicamente, y escribir. Deseo seguir escribiendo todo lo que pueda hasta que mi vida termine, pues quiero ser recordado como un escritor prolífico, y que supo llegar al lector de diversas maneras.

2 ¿Cuál fue el motivo que te impulsó a escribir tu primera novela?

Una tarde de junio del año 2000 me encontraba en la sala de mi casa, pensativo, bastante decaído emocional y espiritualmente por la enfermedad de mi señora madre, en ese momento recibiendo tratamiento contra el cáncer en New Haven, Connecticut, Estados Unidos, y no sabía qué hacer para ayudar en lo concerniente al aspecto económico, pues me hallaba desempleado en ese preciso instante.

El pensamiento asaltó mi mente en ese minuto. Escribir una novela. ¿Pero de qué? Nunca había escrito profesionalmente, por lo que no contaba con las herramientas básicas para hacerlo, el orden, los personajes, el desarrollo de la trama, los diálogos, y un sinfín de cosas más que posiblemente a cualquiera lo hubiese desanimado, pero así y todo decidí hacerla, por lo que tuve que buscar un tema principal, y se me ocurrió, ya que siempre me había gustado el género policial, asesinos en serie y esas cosas. No fue nada sencillo, y tuve que aprender sobre la marcha; cometí infinidad de errores, fallas secuenciales, diálogos, personajes y otras situaciones que superé por el camino hasta que logré terminar mi primera historia, Susurros Mortales, o Deadly Whispers, ya que fue inicialmente publicada en Estados Unidos. Quise generar algún ingreso, pero sobre todas las cosas, dejarle saber a mi madre que no tenía razón alguna para preocuparse por mí, ya que comenzaba una carrera que me encantaba.

3 ¿Cómo definirías tu estilo a la hora de escribir?

Diría que bastante sencillo de entender para el lector. No me agradó nunca el leer publicaciones de autores que utilizaban muchos términos científicos y argumentos un poco difíciles para entender. Escribo mis historias con la misma sencillez con la que siempre he vivido, sin rebuscamientos ni falsas pretensiones. No me sirve para nada publicar un libro que algunos pocos digan que es un fenómeno cuando la mayoría de los lectores se aburren y no entienden el mismo. Y sinceramente, he leído y conocido muchos así.

4 Me gustaría que me dijeras qué se puede encontrar el lector en tu novela Susurros Mortales.

Susurros Mortales es la historia terrorífica de un asesino en serie que busca desde su adolescencia a la niña, ya convertida en mujer, que lo humilló cruelmente en sus pretensiones amorosas por ser muy poca cosa para ella. Una primera historia completa, repleta de suspenso, sencilla, pero bien escrita, donde el sanguinario monstruo elimina sin piedad a todas las personas que de una u otra forma están relacionadas con su obsesión, y que al final los llevará a enfrentarse cara a cara luego de una persecución mortal a través de toda la ciudad de New Haven, hasta su inesperado desenlace en una aciaga noche.

5 ¿Cuánto tiempo tardaste en escribirla?

Desde esa primera idea hasta su realización, solamente dos meses. Tuve infinidad de bloqueos al principio, hasta más o menos la mitad de la historia, en la que me detuve completamente porque no sabía cómo continuar y lógicamente, terminarla. Duró ese lapso mental alrededor de dos semanas, e inexplicablemente, un día después de regresar a la casa de mi hermana en New Haven, donde mi madre y yo residíamos en ese tiempo, me arrojé a la cama en mi cuarto, cerré los ojos, y vi completa la historia, línea por línea, capitulo por capitulo y su final, que me encantó escribirlo. Ahí mismo me levanté como un resorte, y me puse a plasmar por escrito todas esas palabras e ideas que inundaban mi mente. Lo demás es historia.

6 ¿Te sientes identificado con alguno de los personajes?

Muchas personas me han preguntado lo mismo. Diría que sí, pero me reservo su nombre por ahora. Quizás algún día me atreva a confesarlo.

7 ¿Has presentado alguna de tus novelas en público?  ¿Cómo fue la experiencia?

Presenté esta primera novela en Estados Unidos, en una librería de Barnes&Noble, y la acogida fue fenomenal; no me la esperaba, porque este tema de asesinos en serie era novel en ese instante, y se filmaron muchas películas sobre el particular. Además, era hispano, latino, y los escritores norteamericanos eran en su mayoría los que acaparaban los grandes titulares con sus libros sobre este género literario.

8 Los humanos nos caracterizamos por crear en nuestra mente muchos sueños que a veces se cumplen a veces no. ¿Cuáles son los tuyos? ¿Alguno se cumplió?

Muchos de mis sueños se han cumplido, otros no, pero el más que anhelo en esta etapa de mi vida es descollar en el mundo literario a nivel mundial para dejar un legado en el mismo. Una meta que algunos escépticos dirían inalcanzable, pero yo confío en mi talento y amor por escribir, y sé en mi corazón que lo lograré en algún momento. Voy a mí, y apuesto doble.

9 ¿Has contado siempre con el apoyo de tu familia y amigos en el tema de la publicación de tus libros?

Mi esposa Lynette siempre me ha apoyado incondicionalmente en todo lo concerniente a mi pasión por escribir, y confía ciegamente en que llegaré, mejor dicho, llegaremos juntos hacia la realización de nuestros sueños, aunque ambos sabemos que el camino no será fácil. Confiamos en Dios y en nosotros para cruzar ese tortuoso tramo hasta el final.

10 ¿Te documentaste bien antes de escribir tu primer libro? ¿Cuánto tiempo empleaste aproximadamente?

Fueron largas semanas, a veces en la madrugada, en las que tuve que recabar información sobre la historia de los asesinos en serie conocidos, procedimientos policiales, forense, historia de la ciudad donde se desarrolla la historia, en fin, documentarme completamente para poder escribir una historia creíble y lógica teniendo en consideración que es ficción y nada más. No me gusta inventar mundos ni situaciones fantásticas. Entiendo que eso está perfecto para niños, pero no para lectores adultos, y es una falta de respeto el hacerlo. En lo particular, como dije anteriormente, me agrada leer sobre el género policial o thriller, pero que no sea rebuscado, que no busque satisfacer el ego del escritor y se olvide de que, al público, a esa persona que se decide a comprar una de nuestras historias, hay que entretenerlo y no aburrirlo con falsos soliloquios y artimañas literarias.

11 La gran mayoría de los escritores coinciden en que las redes sociales los ayudan a difundir sus libros y darse a conocer. ¿Coincides con ellos o crees que existen otros medios que pueden ser más efectivos?

En este vasto universo literario hay que promover efectivamente nuestros trabajos, y una de las formas, quizás no tan efectiva como todos quisiéramos, son las redes sociales. Es una herramienta para llegar al lector ávido de una buena historia en cualquier parte del mundo. Todo cambia con la modernidad de nuestras vidas, y tenemos que ir a la par para no quedarnos atrás, en el pasado.

12 ¿Conoces a algún escritor independiente que viva de sus libros? ¿Lo crees posible hoy día?

Existen bastantes autores autopublicados que viven muy bien de sus ganancias por la venta de libros, en todos los idiomas, pero no ha sido sencillo para ellos. Para llegar a esa elite hay que trabajar 24/7 para ello, y sacrificar muchas cosas si realmente queremos triunfar en esta profesión. Si algo falla, probar de otra forma, pero perseverar y no dejarnos caer. Tarde o temprano el éxito llega para los que se atreven a luchar por sus sueños.

13 ¿Has leído alguna vez a un autor autopublicado? ¿Podrías decirme a quién y qué te pareció?

He leído algunos, y sé que hay infinidad de excelentes escritores de habla hispana que son mejores que muchos llamados que proliferan por ahí, y que las editoriales se mueren por contratar, aunque su valor literario sea escaso. Enrique Laso me encanta, por su sencillez y conocimiento del tema policial, y también Eba Miren Martín Muñoz, ambos españoles. Muy buenos como escritores al igual que Marie Vianco, una fenomenal autora que sabe llegar al corazón del lector.

14 ¿Qué consejo le darías a un escritor que tiene miedo escénico?

La vida es muy corta para tener miedo. Si lo tienes, llegarás al ocaso de tu existencia lamentando todas esas oportunidades que tuviste y que no pudiste aprovechar por miedo al fracaso. Es mejor intentar lo que sea. Si fallas, intenta de otra manera, hasta que logres dar con la ecuación correcta. Pero si nunca tratas, jamás conseguirás nada. Así de simple. He sentido terror en muchas ocasiones ante el público, pero lo disimulo y sigo adelante como si nada. De eso se compone todo, de superar lo que crees imposible, pero que está más cerca de ti de lo que supones.

15 ¿Estás trabajando en alguna nueva novela?

Nuestros planes se detuvieron momentáneamente por la imprevista llegada del huracán María, que azotó sin piedad a Puerto Rico hace dos meses, y que todavía mantiene a nuestro país sin los servicios esenciales. Poco a poco hemos avanzado, pero no ha sido fácil. La destrucción es latente en cada rincón de Puerto Rico, y tardaremos años en recuperarnos de este monstruo atmosférico. Nos levantaremos como pueblo, pues si algo bueno tenemos es que no nos rendimos a pesar de los embates de la vida. En cualquier momento una vez se restablezca la energía eléctrica y el suministro de agua de la que carece la mayor parte del pueblo, seguiré con Susurros Mortales 3, la continuación de la saga, pero no la culminación de la misma. Espero escribir varios capítulos más de esta terrorífica serie.

-Te agradezco tu tiempo y te deseo mucho éxito-.

Muchas gracias por la oportunidad brindada por ti y La Voz del Escritor para darme a conocer un poco más entre todos tus seguidores. Paginas literarias como la tuya son necesarias para que el lector conozca un poco sobre los sueños de cada autor que se aventura a publicar sus obras, y al que en muchas ocasiones no se le reconoce su talento. Nuevamente, gracias, y espero que sea la primera de muchas amenas conversaciones entre nosotros. Mi página en Amazon donde puedes conseguir mis libros: http://rxe.me/D18KKM

Peter Vergara. https://lavozdelosescritor.wixsite.com/misitio/single-post/2017/11/29/Entrevista-Peter-R-Vergara

Originally posted 2017-11-29 12:56:50.

Peter Vergara en Facebook

Visítame en mi página literaria en Facebook https://m.facebook.com/petervergaraescritor/

Originally posted 2018-08-16 18:54:01.

Entrevista de La Voz del Escritor de España al autor Peter Vergara

Hoy tengo el placer de presentaros a Peter R. Vergara autor de varias novelas entre ellas, Susurros mortales. El comienzo.

1 Para empezar esta entrevista me gustaría que me hablases un poco sobre ti, edad, trabajo que desempeñas en la actualidad además de escribir, aficiones, etc.…

Un placer. Mi nombre es Peter Vergara, nacido en Estados Unidos, pero residente en Manatí, Puerto Rico, desde mi tierna infancia, el que ha sido mi hogar desde entonces. Actualmente tengo 56 años, casado con una maravillosa mujer, Lynette Martínez, la misma que sale conmigo en todas las fotos, y de la que nunca me separo, prácticamente. Tengo un Bachillerato en Justicia Criminal, y curso estudios en el presente para lograr un postgrado en la misma materia. Soy el autor de ocho libros, publicados, en papel y digital, en todas las plataformas literarias, incluyendo a Amazon, Barnes&Noble, Apple, Kobo, Smashwords y otras. ¿Afición? Leer, lógicamente, y escribir. Deseo seguir escribiendo todo lo que pueda hasta que mi vida termine, pues quiero ser recordado como un escritor prolífico, y que supo llegar al lector de diversas maneras.

2 ¿Cuál fue el motivo que te impulsó a escribir tu primera novela?

Una tarde de junio del año 2000 me encontraba en la sala de mi casa, pensativo, bastante decaído emocional y espiritualmente por la enfermedad de mi señora madre, en ese momento recibiendo tratamiento contra el cáncer en New Haven, Connecticut, Estados Unidos, y no sabía qué hacer para ayudar en lo concerniente al aspecto económico, pues me hallaba desempleado en ese preciso instante.

El pensamiento asaltó mi mente en ese minuto. Escribir una novela. ¿Pero de qué? Nunca había escrito profesionalmente, por lo que no contaba con las herramientas básicas para hacerlo, el orden, los personajes, el desarrollo de la trama, los diálogos, y un sinfín de cosas más que posiblemente a cualquiera lo hubiese desanimado, pero así y todo decidí hacerla, por lo que tuve que buscar un tema principal, y se me ocurrió, ya que siempre me había gustado el género policial, asesinos en serie y esas cosas. No fue nada sencillo, y tuve que aprender sobre la marcha; cometí infinidad de errores, fallas secuenciales, diálogos, personajes y otras situaciones que superé por el camino hasta que logré terminar mi primera historia, Susurros Mortales, o Deadly Whispers, ya que fue inicialmente publicada en Estados Unidos. Quise generar algún ingreso, pero sobre todas las cosas, dejarle saber a mi madre que no tenía razón alguna para preocuparse por mí, ya que comenzaba una carrera que me encantaba.

3 ¿Cómo definirías tu estilo a la hora de escribir?

Diría que bastante sencillo de entender para el lector. No me agradó nunca el leer publicaciones de autores que utilizaban muchos términos científicos y argumentos un poco difíciles para entender. Escribo mis historias con la misma sencillez con la que siempre he vivido, sin rebuscamientos ni falsas pretensiones. No me sirve para nada publicar un libro que algunos pocos digan que es un fenómeno cuando la mayoría de los lectores se aburren y no entienden el mismo. Y sinceramente, he leído y conocido muchos así.

4 Me gustaría que me dijeras qué se puede encontrar el lector en tu novela Susurros Mortales.

Susurros Mortales es la historia terrorífica de un asesino en serie que busca desde su adolescencia a la niña, ya convertida en mujer, que lo humilló cruelmente en sus pretensiones amorosas por ser muy poca cosa para ella. Una primera historia completa, repleta de suspenso, sencilla, pero bien escrita, donde el sanguinario monstruo elimina sin piedad a todas las personas que de una u otra forma están relacionadas con su obsesión, y que al final los llevará a enfrentarse cara a cara luego de una persecución mortal a través de toda la ciudad de New Haven, hasta su inesperado desenlace en una aciaga noche.

5 ¿Cuánto tiempo tardaste en escribirla?

Desde esa primera idea hasta su realización, solamente dos meses. Tuve infinidad de bloqueos al principio, hasta más o menos la mitad de la historia, en la que me detuve completamente porque no sabía cómo continuar y lógicamente, terminarla. Duró ese lapso mental alrededor de dos semanas, e inexplicablemente, un día después de regresar a la casa de mi hermana en New Haven, donde mi madre y yo residíamos en ese tiempo, me arrojé a la cama en mi cuarto, cerré los ojos, y vi completa la historia, línea por línea, capitulo por capitulo y su final, que me encantó escribirlo. Ahí mismo me levanté como un resorte, y me puse a plasmar por escrito todas esas palabras e ideas que inundaban mi mente. Lo demás es historia.

6 ¿Te sientes identificado con alguno de los personajes?

Muchas personas me han preguntado lo mismo. Diría que sí, pero me reservo su nombre por ahora. Quizás algún día me atreva a confesarlo.

7 ¿Has presentado alguna de tus novelas en público?  ¿Cómo fue la experiencia?

Presenté esta primera novela en Estados Unidos, en una librería de Barnes&Noble, y la acogida fue fenomenal; no me la esperaba, porque este tema de asesinos en serie era novel en ese instante, y se filmaron muchas películas sobre el particular. Además, era hispano, latino, y los escritores norteamericanos eran en su mayoría los que acaparaban los grandes titulares con sus libros sobre este género literario.

8 Los humanos nos caracterizamos por crear en nuestra mente muchos sueños que a veces se cumplen a veces no. ¿Cuáles son los tuyos? ¿Alguno se cumplió?

Muchos de mis sueños se han cumplido, otros no, pero el más que anhelo en esta etapa de mi vida es descollar en el mundo literario a nivel mundial para dejar un legado en el mismo. Una meta que algunos escépticos dirían inalcanzable, pero yo confío en mi talento y amor por escribir, y sé en mi corazón que lo lograré en algún momento. Voy a mí, y apuesto doble.

9 ¿Has contado siempre con el apoyo de tu familia y amigos en el tema de la publicación de tus libros?

Mi esposa Lynette siempre me ha apoyado incondicionalmente en todo lo concerniente a mi pasión por escribir, y confía ciegamente en que llegaré, mejor dicho, llegaremos juntos hacia la realización de nuestros sueños, aunque ambos sabemos que el camino no será fácil. Confiamos en Dios y en nosotros para cruzar ese tortuoso tramo hasta el final.

10 ¿Te documentaste bien antes de escribir tu primer libro? ¿Cuánto tiempo empleaste aproximadamente?

Fueron largas semanas, a veces en la madrugada, en las que tuve que recabar información sobre la historia de los asesinos en serie conocidos, procedimientos policiales, forense, historia de la ciudad donde se desarrolla la historia, en fin, documentarme completamente para poder escribir una historia creíble y lógica teniendo en consideración que es ficción y nada más. No me gusta inventar mundos ni situaciones fantásticas. Entiendo que eso está perfecto para niños, pero no para lectores adultos, y es una falta de respeto el hacerlo. En lo particular, como dije anteriormente, me agrada leer sobre el género policial o thriller, pero que no sea rebuscado, que no busque satisfacer el ego del escritor y se olvide de que, al público, a esa persona que se decide a comprar una de nuestras historias, hay que entretenerlo y no aburrirlo con falsos soliloquios y artimañas literarias.

11 La gran mayoría de los escritores coinciden en que las redes sociales los ayudan a difundir sus libros y darse a conocer. ¿Coincides con ellos o crees que existen otros medios que pueden ser más efectivos?

En este vasto universo literario hay que promover efectivamente nuestros trabajos, y una de las formas, quizás no tan efectiva como todos quisiéramos, son las redes sociales. Es una herramienta para llegar al lector ávido de una buena historia en cualquier parte del mundo. Todo cambia con la modernidad de nuestras vidas, y tenemos que ir a la par para no quedarnos atrás, en el pasado.

12 ¿Conoces a algún escritor independiente que viva de sus libros? ¿Lo crees posible hoy día?

Existen bastantes autores autopublicados que viven muy bien de sus ganancias por la venta de libros, en todos los idiomas, pero no ha sido sencillo para ellos. Para llegar a esa elite hay que trabajar 24/7 para ello, y sacrificar muchas cosas si realmente queremos triunfar en esta profesión. Si algo falla, probar de otra forma, pero perseverar y no dejarnos caer. Tarde o temprano el éxito llega para los que se atreven a luchar por sus sueños.

13 ¿Has leído alguna vez a un autor autopublicado? ¿Podrías decirme a quién y qué te pareció?

He leído algunos, y sé que hay infinidad de excelentes escritores de habla hispana que son mejores que muchos llamados que proliferan por ahí, y que las editoriales se mueren por contratar, aunque su valor literario sea escaso. Enrique Laso me encanta, por su sencillez y conocimiento del tema policial, y también Eba Miren Martín Muñoz, ambos españoles. Muy buenos como escritores al igual que Marie Vianco, una fenomenal autora que sabe llegar al corazón del lector.

14 ¿Qué consejo le darías a un escritor que tiene miedo escénico?

La vida es muy corta para tener miedo. Si lo tienes, llegarás al ocaso de tu existencia lamentando todas esas oportunidades que tuviste y que no pudiste aprovechar por miedo al fracaso. Es mejor intentar lo que sea. Si fallas, intenta de otra manera, hasta que logres dar con la ecuación correcta. Pero si nunca tratas, jamás conseguirás nada. Así de simple. He sentido terror en muchas ocasiones ante el público, pero lo disimulo y sigo adelante como si nada. De eso se compone todo, de superar lo que crees imposible, pero que está más cerca de ti de lo que supones.

15 ¿Estás trabajando en alguna nueva novela?

Nuestros planes se detuvieron momentáneamente por la imprevista llegada del huracán María, que azotó sin piedad a Puerto Rico hace dos meses, y que todavía mantiene a nuestro país sin los servicios esenciales. Poco a poco hemos avanzado, pero no ha sido fácil. La destrucción es latente en cada rincón de Puerto Rico, y tardaremos años en recuperarnos de este monstruo atmosférico. Nos levantaremos como pueblo, pues si algo bueno tenemos es que no nos rendimos a pesar de los embates de la vida. En cualquier momento una vez se restablezca la energía eléctrica y el suministro de agua de la que carece la mayor parte del pueblo, seguiré con Susurros Mortales 3, la continuación de la saga, pero no la culminación de la misma. Espero escribir varios capítulos más de esta terrorífica serie.

-Te agradezco tu tiempo y te deseo mucho éxito-.

Muchas gracias por la oportunidad brindada por ti y La Voz del Escritor para darme a conocer un poco más entre todos tus seguidores. Paginas literarias como la tuya son necesarias para que el lector conozca un poco sobre los sueños de cada autor que se aventura a publicar sus obras, y al que en muchas ocasiones no se le reconoce su talento. Nuevamente, gracias, y espero que sea la primera de muchas amenas conversaciones entre nosotros. Mi página en Amazon donde puedes conseguir mis libros: http://rxe.me/D18KKM

Peter Vergara. https://lavozdelosescritor.wixsite.com/misitio/single-post/2017/11/29/Entrevista-Peter-R-Vergara

Originally posted 2017-11-29 12:56:50.