fbpx

Decidí triunfar

Creo que mis miedos son los que me han detenido hasta ahora, así que hoy, dejándolos atrás, he decidido triunfar…

Robaste mi vida (el principio del dolor), Un nuevo libro de Peter Vergara para finales de 2018

Robaste mi Vida (El principio). No recuerdo cuándo fue, o dónde empezó todo, pues mis recuerdos se difuminan en el tiempo pasado que anhelo revivir pero que a la vez deseo olvidar. Las palabras altisonantes, los maltratos, el desprecio de unos ojos que jamás trasmitieron amor me asaltan por momentos. Muchas cosas. Pocas memorias. Las memorias solo vienen a uno cuando son buenas. Las malas, tratamos de olvidarlas en la hipocresía de la vida que no perdona cuando queremos desterrarlas. El alma se constriñe, la alegría se dispersa; el amor se diluye. El golpe te azota cuando no lo esperas, y la retribución no se hace esperar cuando estamos dispuestos a cobrar el agravio. Únicamente rememoro la crueldad del momento vivido, pero olvido por un Siga leyendo

Amaneciendo en el dolor…(María: el monstruo nos atacó 2)

Amaneciendo en el dolor (María: el monstruo nos atacó 2) Largas horas hasta el amanecer de un día que sería, sin nosotros saberlo todavía, bastante pesaroso y el inicio de la incertidumbre que a partir de ese momento reinaría en una isla no acostumbrada a los designios inesperados y bárbaros de la naturaleza. La oscuridad invadía nuestras calles, y el azote cruel del monstruo todavía nos retumbaba en los oídos y estrujaba el corazón. La desolación completa era inevitable, pues un poco después despertaríamos a la realidad de que no había sido ligero ni remediable el embate. Fue más de lo que pensamos, y de lo que nunca pudimos imaginar. La naturaleza se cobraba la deuda contraída por largo tiempo sin tocarnos, y en su Siga leyendo

Entrevista a Peter Vergara | BLOG ADOPTA UN ESCRITOR

Peter Vergara es un autor de Puerto Rico que ha escrito varias novelas como “Al final del abismo”.Podrías hablarnos un poco más sobre ti, ¿cuáles son tus gusto — Leer en adoptaunescritor.wixsite.com/misitio/single-post/2018/02/09/Entrevista-a-Peter-Vergara

Una íntima reflexión

Una íntima reflexión       Este capítulo lo escribo hoy, a finales del 2018, un año en el que esperaba un sinfín de oportunidades que nunca se dieron, quedando truncadas en mi vida, al menos en forma temporera.     Mi esposa Lynette y yo regresamos de una corta estadía de cuatro días a mediados de diciembre del año pasado, disfrutando de un tiempo que realmente necesitábamos para estar juntos al lado de la familia de ella en Estados Unidos.     Nunca pudimos imaginar que los siguientes meses resultarían en un calvario para nosotros, ni tampoco yo pude pensar que, en algún momento jugara con la idea de acabar con todo, si el lector entiende a lo que me refiero.     Una salida fácil para un Siga leyendo

Siempre existe ese momento

A veces nos sumergimos en la tristeza de la vida diaria, y nos sentimos perdidos y sin esperanza. No podemos ver, en medio de la oscuridad, que al otro lado del dolor está la felicidad que buscamos…

Dentro de pocas horas se acaba esto…

Entramos al 2019 con muchas expectativas e ilusiones, pero según trascurrieron los meses todo se fue quedando en ello: expectativas que nunca llegaron a realizarse, para tristeza y decepción de uno. Muchas cosas y obstáculos se atravesaron en el recorrido; las personas fallaron, las situaciones se complicaron, la vida se puso difícil y otras pajitas caídas en la leche que nos desmoralizaron completamente, aunque sin perder de perspectiva que a veces éramos nosotros los que nos derrotábamos sin apenas comenzar la batalla. Pero nada de lo escrito viene ya al caso. Ya estamos terminando, y otra época comienza en pocas horas. Como seres humanos acostumbramos a dejar atrás el pasado y a asumir el futuro con nuevos bríos si no queremos estancarnos en nuestra existencia. Siga leyendo

La espera que desespera…

Caminamos por la vida de lado a lado, esperando. Esperando por un mejor trabajo, una relación de amor nueva, un cambio en nuestras finanzas, un auto último modelo, más comprensión de nuestros hijos y los demás miembros de la familia y otras menudencias. Y en esa larga lista de espera entran las metas establecidas, los sueños sin realizar, la casa que deseamos, y un sinfín de cosas más que, llegado el momento, nos abruman implacablemente y nos desesperan, pues vemos el paso del tiempo que avanza inmisericordemente y jamás se detiene, y nuestra espera se queda en eso, una que no trae la culminación de nuestros anhelos más queridos. Todos hemos atravesado por esta penosa situación, la espera que desespera, como decían nuestra gente de Siga leyendo

La vida que perdí Peter R. Vergara Ramírez —autor

La vida que perdí    ¿En qué momento perdí la ilusión? ¿En cuál capítulo de mi existencia despierto una mañana con deseos de morir? ¿Cómo fue que llegué hasta aquí, mustio como una hoja, derrotado como un vendaval sin vientos? Mirando hacia el pasado que moldeó mi caminar, y atisbando un poco en el mismo, aún no sé en qué minuto desperdicié las ilusiones que llevaba arraigadas en mi corazón para convertirme en lo que soy hoy: nada. ¿Fueron acaso los gritos destemplados de mis padres cuando discutían? ¿Quizás los regaños inmerecidos cada vez que hacía algo bueno y no me felicitaban? ¿O posiblemente, el llanto escondido en la noche por no saber qué hacer con mi vida? Tantas interrogantes; ninguna respuesta. Era un niño inteligente, Siga leyendo

Cuando la vida te pone a prueba…

Cuando la vida te pone a prueba… (Primero de algunos capítulos de mis libros que pondré regularmente en Facebook y otros lugares para disfrute del lector) Cuando la vida te pone a prueba ¿Eres de los que abandonan cuando las cosas se ponen difíciles? ¿Cuándo nadie te da la mano? ¿Cuándo estás a punto de echarte al suelo a lamentarte por lo que pudo haber sido y no fue? Desde que nacemos y crecemos, la vida se encarga solita de someternos a toda clase de pruebas, unas sencillas; otras bien duras, de esas que nos hacen doblar las rodillas, y pedirle a Dios que nos saque del abismo en el que nos hemos hundido hasta el fondo. No vivimos en un mundo perfecto; mucho menos Siga leyendo

Cuando la vida te pone a prueba…

Cuando la vida te pone a prueba… (Primero de algunos capítulos de mis libros que pondré regularmente en Facebook y otros lugares para disfrute del lector) Cuando la vida te pone a prueba ¿Eres de los que abandonan cuando las cosas se ponen difíciles? ¿Cuándo nadie te da la mano? ¿Cuándo estás a punto de echarte al suelo a lamentarte por lo que pudo haber sido y no fue? Desde que nacemos y crecemos, la vida se encarga solita de someternos a toda clase de pruebas, unas sencillas; otras bien duras, de esas que nos hacen doblar las rodillas, y pedirle a Dios que nos saque del abismo en el que nos hemos hundido hasta el fondo. No vivimos en un mundo perfecto; mucho menos Siga leyendo

Divagaciones de Peter 3

Recorrí ese camino una vez, según recuerdo, y no me gustó, pues eran pasos sin sentido que no me acercaban a ningún lado. Luego comprendí que todo los caminos y pasos son necesarios para entender que nada es tan fácil como parece, y que las mejores cosas se alcanzan al recorrerlos todos, aunque parezcan no servir para nada.

Siempre existe ese momento

A veces nos sumergimos en la tristeza de la vida diaria, y nos sentimos perdidos y sin esperanza. No podemos ver, en medio de la oscuridad, que al otro lado del dolor está la felicidad que buscamos…

La espera que desespera…

Caminamos por la vida de lado a lado, esperando. Esperando por un mejor trabajo, una relación de amor nueva, un cambio en nuestras finanzas, un auto último modelo, más comprensión de nuestros hijos y los demás miembros de la familia y otras menudencias. Y en esa larga lista de espera entran las metas establecidas, los sueños sin realizar, la casa que deseamos, y un sinfín de cosas más que, llegado el momento, nos abruman implacablemente y nos desesperan, pues vemos el paso del tiempo que avanza inmisericordemente y jamás se detiene, y nuestra espera se queda en eso, una que no trae la culminación de nuestros anhelos más queridos. Todos hemos atravesado por esta penosa situación, la espera que desespera, como decían nuestra gente de Siga leyendo

El muerto que todos llevamos encima…

Ayer fui a llevar a mi esposa a un seminario de mujeres en una iglesia de Arecibo, ciudad que queda bastante cerca de nuestro hogar en Manatí, y como la actividad, como dije anteriormente, era únicamente para mujeres, pues ni corto ni perezoso, me fui cómodamente vestido, en shorts y zapatillas deportivas, y me dispuse a esperar las cuatro o cinco horas que duraba la charla, en el mullido asiento de mi vehículo, mientras leía una historia de misterio en una aplicación de mi celular. No era, por cierto, ninguna de mis novelas. Ya esas las he leído hasta la saciedad, siempre para buscar errores cometidos en su estructura o lo demás, pues siempre hay espacio para mejorar en todo, y cada día uno aprende Siga leyendo

La vida que perdí Peter R. Vergara Ramírez —autor

La vida que perdí    ¿En qué momento perdí la ilusión? ¿En cuál capítulo de mi existencia despierto una mañana con deseos de morir? ¿Cómo fue que llegué hasta aquí, mustio como una hoja, derrotado como un vendaval sin vientos? Mirando hacia el pasado que moldeó mi caminar, y atisbando un poco en el mismo, aún no sé en qué minuto desperdicié las ilusiones que llevaba arraigadas en mi corazón para convertirme en lo que soy hoy: nada. ¿Fueron acaso los gritos destemplados de mis padres cuando discutían? ¿Quizás los regaños inmerecidos cada vez que hacía algo bueno y no me felicitaban? ¿O posiblemente, el llanto escondido en la noche por no saber qué hacer con mi vida? Tantas interrogantes; ninguna respuesta. Era un niño inteligente, Siga leyendo

Hasta luego, papá…

Hasta luego, papá… El camino fue largo en muchas ocasiones. La travesía duró más de lo esperado. Estuvo plagado de muchas dificultades y recovecos, pero también de alegrías en ocasiones. No fue fácil verte ahí, postrado, enfermo, ni tampoco el recordar todo lo que tuvo que suceder para que llegaras ahí, esa tarde del 6 de enero de 2019. Tus ojos cerrados, prácticamente sin luz, sin el brillo de infinidad de ocasiones en el transcurso de los años, de iras mal contenidas, de alegrías disimuladas, de tristezas sin confesar, de dolor sin admitir, me hablaban de lo mucho que sufrías por estar ahí, y yo, impotente me sentía para remediarlo. No estaba en mis manos. Mi corazón se estrujó al ver lo indefenso que lucías, Siga leyendo

Cuando la vida te pone a prueba…

Cuando la vida te pone a prueba… (Primero de algunos capítulos de mis libros que pondré regularmente en Facebook y otros lugares para disfrute del lector) Cuando la vida te pone a prueba ¿Eres de los que abandonan cuando las cosas se ponen difíciles? ¿Cuándo nadie te da la mano? ¿Cuándo estás a punto de echarte al suelo a lamentarte por lo que pudo haber sido y no fue? Desde que nacemos y crecemos, la vida se encarga solita de someternos a toda clase de pruebas, unas sencillas; otras bien duras, de esas que nos hacen doblar las rodillas, y pedirle a Dios que nos saque del abismo en el que nos hemos hundido hasta el fondo. No vivimos en un mundo perfecto; mucho menos Siga leyendo

No pierdas tu esencia de escritor ni de ser humano por nada ni por nadie

No pierdas tu esencia de escritor ni de ser humano Estaba hace unos minutos posteando las direcciones de ciertos lugares donde abundan recursos literarios para nosotros los escritores, y en donde se aconsejan mil y una formas de escribir, no escribir, y un sinfín de cosas más que cualquier escritor o bloguero sabe, y si no sabe se encuentra en el camino correcto para conocer, porque se aprende todos los días hasta la muerte. Eso me hizo recordar una conversación sostenida con una persona querida años atrás, cuando estaba escribiendo mi primera novela. La persona me aconsejó encarecidamente no poner unas palabras que le parecieron altisonantes, por así decirlo, o vulgares, rudas, demasiado fuertes para el contexto en el que se encontraban las mismas. Como Siga leyendo

Tu vida no termina por una mala decisión

Ni una mala decisión, o varias, son suficientes para que afirmes que tu vida entera ha terminado, y cuando digo vida entera no me refiero a que te mueras en ese preciso instante, ni de que te arrojes por un barranco, o te atravieses en medio de una autopista súper transitada y que te pasen los autos por encima hasta dejarte hecho puré. No, no me refiero a eso, sino a que permitas que un solo error o mala decisión determine el rumbo a seguir de tu completa existencia, y que ese pequeño error magnificado por ti sea lo suficientemente poderoso para olvidar que una vez nacemos, y crecemos hasta convertirnos en adultos, el camino no es uno de rosas ni el cielo será azul Siga leyendo

Siempre te dejan algo

El amanecer siempre llegará después que atravesemos la oscuridad…

Lo que viven muchos

Una vida llena de miedos, de dudas, de temor a lo desconocido, y de terror a tomar decisiones, es lo que muchas veces ocasiona que, al momento de recapitular nuestra existencia, descubramos ya tarde que hubiéramos sido más felices con solo habernos atrevido un poquito a salir de nuestra zona de confort.

DEJAR DE SER (APRENDER A PERDONAR)

Observando a una persona muy querida para mí, comencé a reflexionar sobre muchas cosas, y una de ellas fue el tiempo que he perdido por no apreciar verdaderamente la magnitud de nuestra relación. Recordé momentos pasados, palabras que se dijeron, agradables, algunas ofensivas, caras largas, situaciones amargas, entendimientos que jamás llegaron, impaciencia que nunca arreció cuando hablábamos y no podíamos ponernos de acuerdo, porque nunca dábamos nuestro brazo a torcer inmersos profundamente en la arrogancia humana que nos caracteriza a veces, donde somos más que el otro, y los demás nunca tienen la razón. No he perdido; hemos perdido ambos por actitudes negativas que en su momento deterioraron nuestro lazo de amor y cariño, y que no resolvimos, profundizando grandemente la brecha que ya desde Siga leyendo

Todo sucede porque así tiene que ser, pero cuando más derrotado estemos, ahí es que lo único que puede salvarnos es tener fe, confianza, de que siempre la luz llegará a nuestras vidas.

No intentarlo

Fracasar completamente es cuando nos rendimos ante la vida y dejamos de perseguir nuestros sueños. Siempre hay que intentarlo una vez más, hasta morir…

María, el huracán que transformó nuestras vidas, en PDF (3 artículos)

María, el monstruo que no esperábamos…   Al momento de escribir esta serie de artículos, lo único que me motivaba a hacerlo era plasmar por escrito los sucesos de esa amarga fecha del 20 de septiembre de 2017 cuando María irrumpió violentamente en nuestra isla y en nuestras vidas y trastocó todo por entero. Fueron largas horas de agonía en la oscuridad que despertaron en nosotros viejos terrores de cuando éramos niños y nos hallábamos solos en la casa en medio las sombras de la noche, y no osábamos gritar pidiendo auxilio porque la voz no nos salía y nuestro cuerpo no respondía ni siquiera para echar a correr. Terrores que nos paralizaron entonces, horrores que nos derrotan ahora, e incertidumbre de un futuro que Siga leyendo

RESPETO

    Respeto Ayer vi a un niño respondiéndole de mala manera a sus padres por haberle llamado la atención sobre algo. El niño, de aproximadamente 10 años, armó una pequeña guerra únicamente por no comprarle un juguetito. Los clientes en la tienda se miraban entre sí, atónitos por el ataque despiadado del hijo a sus padres con improperios fuera de lugar. Y los padres siguieron luego como si nada, mientras su vástago pateaba todo a su paso. Tuvieron la oportunidad de aplicarle un correctivo enseñándole una lección, para que en un futuro no volviera a comportarse de la misma manera, pero no la aprovecharon, y seguramente, lo apuesto, tampoco lo hacen en su hogar, por lo que este futuro ciudadano llegara a la adultez Siga leyendo

Una gran verdad

Cuando nos rendimos ante la vida es que comienza el principio del final de nuestros sueños y esperanzas. Es triste ser únicamente un cuerpo andante sin ninguna ilusión ni aliciente por algo más que meramente existir…

Cansado y sin fuerzas (1)

Cansado y sin fuerzas ¿Quién no se ha sentido así en ocasiones? ¿O siempre? ¿Uno de esos días que se convierten en meses y luego años, y parecen no tener fin? La desesperación hace presa de ti, te agarra por la cabeza, tu mente, tus emociones, tu psiquis, y va descendiendo lentamente hasta que comienzas a padecer de dolores físicos que son consecuencia de este sentimiento de impotencia que un día llegó y no se quiere alejar. Puede ser causado por un sinfín de razones, desde problemas familiares, económicos, pérdida de empleo, de pareja, con amigos o familiares, hasta con el que menos uno espera, pero empieza así, con una discusión posiblemente, un mal rato pasado, una palabra que te hirió y te llegó al Siga leyendo

Gris (tristeza del alma)

Gris La dócil y lánguida brisa del amanecer acaricia mi rostro impávido ante la misma, pero a la misma vez toca mi ya fatigado espíritu resquebrajado ante los embates de una vida que no acaba de admitirme como tal. El frío del nuevo amanecer me hace tiritar, y a la vez reflexionar. Miles de ilusiones perdidas por el camino; lágrimas caídas a raudales por unas mejillas que ya dejaron de ser juveniles para entrar en los años finales de un destino marcado desde su infancia para ser grandioso, pero que por una u otra razón se quedó trunco en los albores de un sueño que nunca se realizó. Mi esencia se perdió en la batalla por lograr mi pleno yo, y nunca lo recuperé por Siga leyendo

A %d blogueros les gusta esto: